El capricho del tiempo

Por Alejo Ruiz

Un disco ineludible, un artista con un pie por fuera de la historia.

John Kennedy Toole ganó el premió Pulitzer en 1981 por haber escrito una de las novelas más importantes del siglo XX: La Conjura de los Necios. El ahora afamado escritor norteamericano se suicidó en 1969, a los 31 años, frustrado por no poder publicar el libro que le otorgó la fama y una eternidad de la que jamás sería consciente. Fue su madre, Thelma Toole, la que tras de una larga batalla consiguió que el legado de su hijo llegara a las manos correctas y se convirtiera en un sueño póstumo cumplido.

Los personajes cambian pero la historia se repite continuamente. El capricho del tiempo ha condenado a enormes artistas a vivir en la sombra del anonimato durante una vida entera, helándose hasta los huesos con una desesperación depresiva que los corroe.

Este pequeño relato siempre me recuerda a quién nos convoca. Nick Drake fue, y seguirá siendo, uno de los compositores más importantes del siglo XX, pero su muerte prematura a los 26 años por una sobredosis de antidepresivos, lo vio quemado y enterrado por lo menos diez años antes de que su música comenzara a ser reconocida. Su madre, Molly Drake, tuvo un papel trascendental en su formación, pero de ello quizás hablaremos en otra reseña.

Su primer disco de estudio Five Leaves Left vio la luz en 1969 y vivió por muchos años, al igual que el resto de su reducida discografía, lejos de cualquier tipo de reconocimiento. Con sólo 21 años, Drake logró crear un sonido único y excepcional con una voz firme, una guitarra dulce y afinaciones exquisitas. Esos son los condimentos que moldean las diez piezas que componen este álbum.

El británico, nacido en Birmania, recrea un clima con su música que atraviesa toda su obra y termina convirtiendo a sus discos en conceptuales, no porque sus letras estén atravesadas por un mismo tema, sino porque el sonido de las seis cuerdas sumadas a la dulzura de su voz nos llevan en un viaje sin escalas hacia un otoño perpetuo.

Si uno no puede resistirse a las categorías, creo que Drake podría ser calificado como un artista folk en suspenso. Sus influencias claramente vienen de los representantes de ese género, pero él deja que la tormenta de verano que agobiaba su mente recorra cada nota, para permitirnos reconstruir fantásticos paisajes ante nuestros ojos.

Un comentario sobre “El capricho del tiempo

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑